TECNOLOGÍAS DE INSTALACIÓN EN EL ALBAÑAL, ENCAMISADO

Uso de camisas de recubrimiento
Esta tecnología es estructuralmente robusta y puede usarse para diámetros entre 50 – 250 mm.

En primer lugar se introduce un tubo metálico en el albañal que se sujeta en los extremos con anillas FAST para que quede suspendido en la parte alta del albañal. (El método de sujeción puede variar en el caso de que el colector principal sea visitable.)

Seguidamente, desde la arqueta de arranque se despliega a lo largo de todo el albañal un recubrimiento o “camisa” de poliéster impregnada de una resina epoxi en su parte exterior y que se hincha hasta quedar adherida a la pared interior del colector.

Una vez que la camisa está instalada y endurecida se utiliza un robot de fresado para realizar los cortes necesarios.

Posteriormente se desliza el cable de fibra por el interior del tubo metálico que ha quedado entre la “camisa” y la pared del tubo.

Instalación en el entronque
En el entronque se conecta el tubo metálico que llega desde el edificio por el albañal (lateral) con la infraestructura instalada en el colector de la red de saneamiento.

La técnica empleada depende del tipo del colector de la red de saneamiento (visitable o no visitable).

En el caso de que en el albañal se utilice un tubo metálico flexible y en el colector se utilice un tubo FAST, se requiere una pieza de acople para adaptar ambas infraestructuras.